10 rampas de acceso para personas con discapacidad (y consejos para elegir la tuya).

Elige tu rampa de acceso

rampa de acceso para minusvalidosEn esta entrada, vamos a ver un producto sencillo, pero muy útil a la hora de salvar desniveles y permitir la accesibilidad a determinados lugares salvando uno o varios escalones, no sólo con sillas de ruedas, sino también con carritos de bebé o de la compra, y en general con cualquier objeto que precise de ruedas para ser transportado. También es útil para personas mayores o personas con movilidad reducida que, aunque conserven la marcha, esta es inestable o arrastran los pies al caminar, lo que les impide subir un escalón.

¿Cómo elegir la rampa de acceso que necesito?

Se trata de las rampas salvaescaleras o rampas de acceso para discapacitados. Vamos a ver unas consideraciones generales a tener en cuenta a la hora de comprar una rampa, los tipos que existen (analizando las características generales y particulares de los productos que hemos elegido para vosotros) y lo que dice la normativa española con respecto a la instalación, con el fin de que lo tengáis más fácil a la hora de elegir.

Consideraciones a tener en cuenta al comprar una rampa de acceso.

  • Lo primero que debemos considerar es que cuanto más larga sea, menor será la pendiente, por lo que será más fácil subirla. Para que una pendiente pueda ser subida fácilmente por un usuario en silla de ruedas (por ejemplo), esta no debe superar el 10%. Más abajo, en este mismo post, podréis leer la normativa española que regula las rampas.
  • También debemos tener en cuenta la barrera arquitectónica a salvar y su entorno cercano (10 metros aprox.). Esto se hace, para que una vez colocada la rampa, no te encuentres con que una pared (por ejemplo) te impida acceder a ella.
  • La necesidad y las capacidades del usuario o usuarios que van a utilizar esa rampa. No es lo mismo una persona en silla de ruedas, que una que puede caminar pero sólo arrastrando los pies. Tampoco es lo mismo si es el propio usuario el que se impulsa o le acompaña un cuidador.
  • Por supuesto, estudiar bien la barrera arquitectónica a salvar. Tomar medidas es fundamental para conocer, entre otros datos, cuál va a ser la pendiente final de la rampa.
  • Temporalidad y transporte. No va a ser lo mismo, si la rampa va a ser permanente, temporal o si vais a usarla en distintos lugares (portabilidad).
  • Si la vais a instalar en interior o exterior, en principio, no importa. La mayoría están fabricadas con materiales resistentes al exterior, por lo que también son aptas para interiores.

Tipos de rampa de accesibilidad. ¿qué rampa necesito?

Normativa sobre rampas de accesibilidad.

La normativa española que regula las rampas, diferencia si se trata de espacios públicos urbanizados o si es para el acceso a un edificio.

En espacios públicos deberán existir rampas, siempre que haya que salvar un desnivel superior a 20 centímetros y/o pendientes superiores al 6%.

En el caso de rampas para acceder a edificios privados o comunitarios, están reguladas en el código técnico de la edificación junto con la normativa autonómica que corresponda a cada territorio. Las pendientes máximas que se tienen que cumplir por Ley varían en función de la longitud del tramo:

  • Para rampas de hasta 3 metros, la pendiente máxima será del 10%.
  • Para rampas de hasta 6 metros, la pendiente máxima será del 8%.
  • Para rampas mayores, la pendiente máxima será del 6%.

Desde capacitayadapta.com queremos abogar por la accesibilidad universal, por lo que todo nuestro contenido irá dirigido a conseguir la normalización de los espacios accesibles.

¿Tienes experiencias positivas o negativas con alguna de estas u otras rampas? Si quieres comentar tu experiencia con este problema, escríbenos a hola@capacitayadapta.com y publicaremos tu caso.

Comparte
2017-06-27T14:32:16+00:00